Comunicación emocional

storytelling & copywriting

Me llamo Sandra Parés y...

Escribo textos para que los clientes sientan y vivan la esencia de un negocio en su propia piel.

Supongo que ya lo sabes: la experiencia de tu cliente empieza en el primer momento que entra en contacto con tu marca.

Por este motivo todo el mundo busca crear un logo llamativo y diseñar su contenido con colores adecuados y fotos atrayentes.

Se busca seducir con la imagen.

Una página web limpia, atractiva y de fácil navegación siempre captará más la atención que una con la letra diminuta, llena de apartados dispersos o con uno de esos horribles fondos que logran que cierres la ventana incluso antes de leer el primer párrafo.

Esto es así.

Y siempre será así.

Lo que NO todo el mundo tiene en cuenta es que quedarse solo con un diseño e imágenes bonitas es una estrategia pobre.

Es como fijarse únicamente en el envoltorio y descuidar la sustancia que hay dentro. Por más deslumbrante que sea la superficie, si por dentro no contiene algo capaz de conquistar de verdad a tu cliente, no terminará de funcionar.

La sustancia es tu valor, es tu calidad, es lo que te hace diferente a los demás.

La sustancia son las palabras que usas.

La sustancia es lo que cuentas y cómo lo cuentas.

Los negocios que cuidan la sustancia, conocen la importancia de trabajar la comunicación para que los textos logren transmitir el valor y calidad que tiene su marca.

Se trata de escribir para que tu futuro cliente vea y sienta en su propia piel lo que va a vivir contigo, para que eso le impulse a tomar la decisión de vivir lo que tú le ofreces.

Por más fotos bonitas y evocadoras que pongas, nada, absolutamente nada, iguala la fuerza de las palabras bien dirigidas.

La estrategia que usan los negocios inteligentes y de calidad para atraer clientes incondicionales

Los negocios inteligentes y de calidad tiene personalidad. Destacan, se diferencian, aportan valor a sus clientes. Tienen una esencia propia que los hace únicos.

Y necesitan transmitir todo eso a sus clientes.

Eso no se logra haciendo una comunicación corporativa y corriente, esa que hace la mayoría y que unos imitan de otros.

Eso se logra mostrando lo que te hace único y comunicando con un enfoque adecuado.

Y este es mi trabajo.

Busco la manera de transmitir de verdad, de forma palpable y con voz propia el valor que tienen estos negocios.

Escribo textos para lograr que la experiencia que ofrecen a sus clientes se les meta en la cabeza, debajo de la piel y muy adentro en sus entrañas. Escribo para que estos futuros clientes vean y sientan lo que la marca les ofrece incluso antes de vivirlo de verdad.

Adapto los textos a la personalidad de la marca para que su particular mirada y su propio tono se filtre en la comunicación y conecte con su público.

Mira, tus clientes buscan una experiencia, quieren una determinada vivencia. Yo busco la manera de que tu comunicación pueda encajar bien con lo que ellos desean. Para que tus clientes tengan claro que tu marca es lo que ellos buscan y puedan elegirte a ti antes que a otros.

No se trata de manipular ni de engañar a nadie.

Tampoco de exagerar ni vender humo inconsistente.

Eso no lleva a ninguna parte.

Se trata de dejar una huella de algo real y auténtico en su interior. Algo que haga que recuerde la marca, que piense en la vivencia que imaginó y que permita que en algún momento se decida a vivirlo.

Y, si tú tienes un negocio inteligente y de calidad, estoy segura de que lo que ofreces es real y auténtico.

Trabajo de forma personalizada y según las necesidades de cada proyecto

Asesoro a empresas y corporaciones y creo contenido para webs, blogs, emails, artículos, presentaciones, congresos y otros eventos.

No uso plantillas ni métodos prefabricados.

Tampoco replico nada.

Mi enfoque es totalmente personalizado porque sé que cada negocio es único y que, si quiere brillar, necesita ir más allá de lo estandarizado.

Mi trabajo consiste en meterme en el proyecto, encontrar esta diferencia y darle forma y dirección para que los textos sean únicos y desprendan la esencia de la marca.

Si quieres que trabaje contigo, te comento como es mi forma de trabajar*:

1º. Hablo con el cliente de sus necesidades y objetivos y en cómo yo le puedo ayudar (y si no puedo ayudarlo, también se lo digo).

2º. El cliente recibe un presupuesto, que debe aceptar para poder empezar a trabajar.

3º. La primera fase es de investigación. En esta etapa necesito la colaboración del cliente. Siempre pido, como mínimo, una charla con él y que me rellene un cuestionario. En algunos proyectos puede ser necesario conocer la experiencia en vivo y en directo.

4º. Creación de los textos. Durante esta etapa, el cliente puede ver la evolución del contenido y, si lo cree necesario, proponer cambios o enfoques distintos.

5º. Entrega del contenido final para su uso.

  • *El tiempo depende de cada proyecto, cada fase puede durar más o menos según las necesidades.
  • *Escribo en español y catalán.
  • *Acepto trabajos en otras lenguas, pero se añade un paso extra para la traducción de los textos.

© Copyright Experientia PROJECT
© Copyright Sandra Parés
Todos los derechos reservados